¿Qué es el Networking?

Seres Sociales:

Como seres humanos, nacemos para vivir en sociedad, en comunidad, y salvo particulares excepciones en que por ideología, religión, razones de fe o ciertas patologías, el hombre se aísla voluntariamente, el sentido común nos indica que solo en sociedad podemos desarrollarnos personal y profesionalmente.

Las redes sociales, nacen precisamente por esa necesidad del hombre de ser social, y la forma de relacionarse y desarrollarse es esencialmente en red, y allí empieza el networking.


Como usuarios o profesionales que decimos ser de las redes sociales, no somos islas que solo envían señales como sucedía en la web 1.0, somos entes netamente dependientes de la interacción con otros, esencia de la web 2.0, y de la calidad de esa red depende nuestro éxito.





El networking es una parte fundamental para construir cualquier riqueza.
Armstrong Williams


Las probabilidades:
En este sentido, según la ley de la probabilidad, cuantas más personas conozcamos, y más diversas sean sus profesiones y niveles sociales, más oportunidades de éxito tendremos en cualquier ámbito y momento de nuestra vida.

Si estamos en contacto con gente emprendedora, es muy probable que desarrolles un emprendimiento importante, y al conocer a un inversor, aumenta la probabilidad de conocer a otros.

Con el vertiginoso desarrollo de la Internet, el concepto de networking es asociado por muchos a las redes sociales, pero la realidad es que el networking es una estrategia que se ha aplicado desde antes de la Internet.

Según la universidad de Harvard:

Networking es el proceso de cultivar relaciones duraderas para reunir información, ganar exposición y descubrir oportunidades laborales no anunciadas”.
  
Networking online y offline:
Tanto en la red como en el mundo físico, debemos aprovechar permanentemente la comunicación con los demás como herramienta para  conocer, aprender y enriquecer nuestra realidad y la de los demás.

Bien se ha dicho, que la virtud que no se muestra, o se esconde, solo es premiada en el cielo. De modo que para triunfar en esta realidad, hay que darse a conocer a otros y conectar nuestros proyectos con otros.

La base del Networking son las relaciones entre individuos, y practicarlo de forma online y off line, sabiendo y queriendo escuchar, con respeto y amabilidad, nos ayudará en nuestro crecimiento y proyección profesional.

Las Redes Sociales son los medios ideales para mantener un contacto ilimitado con otros, pero no debe ser nuestra única forma de hacerlo.

El networking en las redes sociales, debe acompañarse networking offline, como la participación de eventos, congresos, convenciones, bien sobre nuestra especialidad y donde podamos aportar, escuchar y estar frente a otras personas; o bien sobre otras áreas que nos permita conocer profesionales de otras ámbitos, que quizá sean los que más nos necesitan.


Los Errores:
En todas nuestras actividades de networking, debemos tener mucha delicadeza y no actuar como permanentes cazadores, que solo ven a los demás como oportunidades. Particularmente Yo, huyo de ellos.

Nuestra relación con los demás, debe ser transparente y sincera, siempre dispuestos a dar y recibir. Es una forma en la que siempre se abren las mejores oportunidades.

El error más común al hacer networking es buscar siempre obtener "algo" del otro, que además produce desgaste al estar cuidando siempre nuestras palabras y observando la reacción del otro.

Esta permanente actitud de cacería puede hacer sentir a los que se relacionan con nosotros, como que los estamos buscando siempre por interés.


Generación de Confianza:
Generar confianza es clave al hacer networking, y es algo que no se logra de la noche a la mañana, sino con tiempo, dedicación y paciencia. Igualmente una red grande y de calidad, se desarrolla con mucho tiempo y trabajo.

Todo es una relación, las organizaciones y los profesionales que las componen son al fin de cuentas personas que interactúan, y de la calidad de tal interacción surge la creación, los negocios y las alianzas.

En Internet o en una reunión, lo importante es hacer contacto y crear la relación; las oportunidades y negocios, se llegan después, dependiendo de la calidad de esa relación.

Hacer conexión con otros individuos es una habilidad que se puede aprender. Cada persona que conocemos puede ser una oportunidad, pero depende de nosotros lo que sucederá a partir del primer contacto.

Las redes de multinivel, han sacado muchísimo provecho al networking, pero normalmente quienes las desarrollan, caen en su abuso y actúan de forma mecánica en prácticamente todas sus relaciones interpersonales en una actitud casi de fanatismo.


El impulso de la Red:
Hoy en día nos necesitamos los unos a los otros como nunca, y cuantas más conexiones desarrollemos, más oportunidades tendremos de generar otras nuevas.

A la hora de crecer, el apoyo en red es vital, pues impulsamos y nos impulsan, y en cuanto más involucremos a otros, mayor será la fuerza de nuestra red, está es además la base del Link Building.

Una red es como un músculo, cuanto más la usas, más grande se hace.
Keith Ferrazi

En el sitio negociosynetworking.net, el networking se define de la siguiente manera:
Es una filosofía que consiste en el establecimiento de una red de contactos profesionales que nos permite darnos a conocer a nosotros y a nuestro negocio, escuchar y aprender de los demás, encontrar posibles colaboradores, socios o inversores.

Se trata de intercambiar información y contactos, y de establecer relaciones con personas que compartan intereses profesionales comunes.

Hacemos networking para avanzar en nuestra carrera, para expandir nuestro negocio, para aumentar nuestra visibilidad y para mejorar nuestra red de contactos


El arte de Relacionarse:

Todos hemos conocido profesionales que hacen de su relación con los demás una obra de arte, generando negocios y alianzas en cualquier lugar donde se encuentren, evidentemente como una táctica de networking muy bien asimilada, y obviamente algunos apoyados en su talento natural, pero es válido aprender de ellos.
Convertir encuentros ocasionales en situaciones productivas, es una de las características que distingue a un buen profesional de uno excelente.

Crear interés sobre lo ofrecemos, exige escuchar sinceramente lo que otros tienen que decirnos. Por tanto, desarrollar un networking de calidad, siempre está basado en nuestra disposición a querer ayudar antes de ser ayudado.

Hacer que alguien se sienta escuchado sinceramente, tiene un poder mágico, al hacerlo protagonista en un momento dado, y crea una deuda emocional con aquel que le regala su tiempo para escucharle.

Pero no se trata de actuar permanentemente, se trata, realmente de escuchar y de darle a ese individuo un aporte de valor con nuestras respuestas.

Hacer networking es un arte donde hay técnica e inspiración: la técnica se entrena, la inspiración se siembra.







9 Consejos para El Networking offline.

El networking puede ser más rentable que una inversión publicitaria, y bien sea que quieras aumentar las ventas o captar personal, una buena estrategia de networking siempre brindará buenos resultados.

Así bien, para establecer una buena estrategia de networking, puedes seguir las siguientes recomendaciones:



1.- Tarjetas de presentación:
Debemos disponer de una tarjeta de presentación que refleje nuestro estilo, y esté acorde a nuestra actividad o servicio, con un logo identificador e información esencial de contacto. Particularmente recomiendo algo más bien minimalista, que se vea más profesional, e incluso una frase motivacional.

En una realidad donde muchos ofrecen lo mismo, usan las mismas tecnologías y recursos, recurren a las mismas estrategias y persiguen los mismos objetivos cada vez es más difícil marcar la diferencia.


2.- Crear oportunidades:
En el momento menos esperado puede aparecer un cliente, un socio o un inversionista.

Una fiesta, un evento o una cola para el cine, pueden ponernos frente a un nuevo miembro de nuestra red, y un buen networker siempre está preparado, con tarjetas de presentación y una sonrisa dispuesto a escuchar las necesidades del otro y a poner en evidencia su actividad profesional.

Generar oportunidades ante cualquier tipo de relación está al alcance de todo tipo de personas. Algunos necesitaremos entrenarlo más que otros y tal vez no lleguemos a la maestría, pero siempre tendremos buenos resultados.


3.- Asistencia a Eventos:
Asistir a congresos, actividades sociales o foros es toda una caja de buenas sorpresas si estamos haciendo networking, donde podemos conocer a la competencia, las novedades del sector y establecer nuevas conexiones para fortalecer nuestro networking.

4.- Un guión preparado:
Sin pretender ser autómatas, lo ideal es no improvisar y tener unas pequeñas pautas de cómo presentarnos, hablar de nuestro negocio y vender nuestra imagen, y de paso, hacer las preguntas adecuadas para detectar necesidades.  

Esto nos puede ayudar a conseguir clientes, y a conocer a un posible colaborador, socio o empleado.

Particularmente algunos profesionales recomiendan, compartir alguna anécdota que nos ayude a captar la atención y a motivar que la persona pueda sentirse identificada y se acuerde de nosotros. Hay quienes utilizan chistes relacionados a su actividad profesional o la del interlocutor.

Tienes que ser capaz de explicar lo que ofreces en 30 segundos y enganchar a quien te escucha. Tus palabras deben ser como el trailer de una película, dejando al otro con ganas de escuchar más.

Si no puedes explicarlo de manera simple, no lo entiendes lo suficientemente bien.
 Albert Einstein
5.- Saber escuchar:
Siempre iniciar una conversación con un desconocido es como una primera cita, por tanto no debemos considerarnos el centro de atención. Hay que escuchar, y hacer que el otro se sienta realmente escuchado en todo lo que quiere decir.

Esto permite detectar necesidades probablemente no consideradas, y mejorar nuestra posible propuesta, así como llegar a relacionarnos a un nivel más cercano.

La mayoría de las personas no escuchan para comprender. Escuchan con la intención de responder.
Stephen Covey
6.- Clasificación de Contactos:
Cualquiera que sea nuestra especialidad, es recomendable mantener una sencilla base de datos de personas y empresas, clasificadas en función de la relación laboral, su cargo, empresa y otros datos.

Las redes sociales actualmente nos facilitan ésto, permitiéndonos relacionar en un solo sitio todos nuestros contactos y seguidores.


7.- Utilizar la memoria del otro:
Un recurso de todo networker experimentado, es propiciar el interés de una persona en un tema determinado en medio de una conversación, y además establecer el compromiso de enviar vía mail o de alguna red social, un documento o enlace a una información de valor, requerida por esa persona.

De este modo logra mantenerse en la memoria de dicha persona, creando probabilidades de generar oportunidades de cualquier índole.

Así pues, siempre debemos estar prestos sinceramente, a brindar información de valor a otros, sin esperar nada a cambio, que por reciprocidad, muchas veces vendrán oportunidades a cambio.


8.- Cumplir siempre:
Ante cualquier compromiso, es vital que siempre, cumplamos lo que prometemos, lo que dará una imagen de confiabilidad en nuestro profesionalismo, y hacer lo contrario, jugaría en contra de nuestra imagen.


9.- Salir de la zona de confort.
Si queremos ser exitosos en nuestra estrategia de networking, definitivamente debemos abandonar nuestra zona cómoda, y ampliar nuestros horizontes, abriéndonos a conocer individuos de profesiones no relacionadas con la nuestra, pues quien hace cosas diferentes a lo nuestro, es quizá quien que más necesita nuestros servicios.
  

Networking e Internet:

Quizás en el mundo físico y real no conozcas a muchas personas que puedan impulsarte, pero seguramente entre los 100 millones de usuarios de LinkedIn habrá alguien que esté dispuesto a escuchar tus ideas, sin dejar de mencionar a Facebook, Twitter y muchas otras redes sociales.


Cómo empezar:
Hacer networking no es agarrar un listado y enviar nuestra propuesta de negocio o resumen profesional.  

Es más bien, aprovechar al máximo, cada relación y conversación en nuestro entorno, física o virtualmente, para generar nuestro banco de oportunidades.

Hay infinidad de empresas exitosas que han surgido en universidades como el caso de facebook en los dormitorios de Harvard, ni hablar de Google, Microsoft, Apple y paremos de contar.


¿Y cuál ha sido tu experiencia en tu estrategia de networking? ¿qué te gustaría compartir?


Saludos.